Preocupación por la desaparición de tres escolares que podrían haberse unido al EI