Macron asume la presidencia de Francia en una ceremonia solemne en París