Maduro incrementa el salario mínimo mientras la tensión continúa en Venezuela