Manifestantes atacan el coche en el que viajaba el primer ministro tailandés