Con 19 años sobrevive a los atentados en Bruselas y Boston y vive cerca los de París