Melania Trump visita un centro de detención de inmigrantes en la frontera con México