El olvido, dos años después de la desaparición de los 43 estudiantes