Michelle Obama, susto en el avión