Miles de policías impiden la mayor manifestación en Argel de la última década