Milicias pro gubernamentales y radicales islámicos combaten en el centro de Somalia