Mohamed Lahouaiej se hizo varios selfis en el lugar de la matanza