Moscú, abierto al "diálogo" para que los ucranianos lleguen a un acuerdo