Mubarak confía en el sistema judicial para investigar el supuesto fraude en las elecciones