Muere a los 116 años la persona más longeva del mundo