La Navidad arranca en Río de Janeiro con el encendido del mayor árbol flotante del mundo