El legado de Mandela es un ejemplo de reconciliación y unidad para su pueblo