Netanyahu amenaza que si alguien les ataca, Israel les atacará siete veces más fuerte