Nigeria admite que el atentado se produjo por un fallo del sistema de seguridad