Acusan a un niño de cuatro años de dañar la furgoneta que le atropelló