La estructura y las dos torres de Notre Dame sobreviven al incendio