Nueva York registra un nuevo récord tras once días sin asesinatos