Una ONG asegura que el 80 por ciento de Afganistán está libre de minas