Una ONG cifra en 545 civiles y 86 militares y policías los muertos en Siria desde marzo