La ONU urge a ayudar a los países más pobres ante la crisis económica y humanitaria