La ONU, preocupada por el incremento de la violencia en Siria