La OTAN asegura que su misión es un éxito y promete ayudar a Misrata