La OTAN insta a los prorrusos a no utilizar la tregua para "preparar una nueva ofensiva"