Obama-Clinton, el tándem deseado por la mayoría de los demócratas