Obama aclara que "no estamos en guerra contra el islam" sino contra el terrorismo