Obama centra su discurso en la defensa de la clase media