Obama: "Ninguna fe justifica estos actos asesinos"