Obama llega a Washington con un "nudo en la garganta"