Obama reconoce que la crisis del Estado Islámico "no se resolverá en semanas"