El Obispo de Trípoli asegura que él nunca dijo que Gadafi estuviera herido