Desalojados los indignados de Oakland