Los migrantes rescatados del Open Arms llegarán a Barcelona sin enfermedades graves