Oprah, la más poderosa