Osman Araya, el sexto rescatado