El PSOE afronta 2011 con cautela sobre ETA y confianza en las elecciones de mayo