El Papa enciende el árbol de Navidad artificial más grande del mundo