La policía fuertemente armada toma durante horas la estación París Norte por una alerta de seguridad