El Parlamento Europeo pide la prohibición de fundaciones "que exalten el fascismo", como la de Francisco Franco