Pekín blindado por el Congreso del Partido Comunista