El Pentágono frena los impulsos de Trump de atacar Siria