Nueva York luce ya el One World Trade Center, el edificio más alto de EEUU