La Policía utiliza cañones de agua para dispersar nuevas protestas en Hong Kong