La Policía gala arresta al propietario de PIP