La Policía busca huellas de los etarras que abandonaron el coche de Salamanca