La Policía estudia varias imágenes halladas durante el registro de domicilios