La Policía lleva a cabo un registro en la casa de Lagomarsino, el único imputado por la muerte de Nisman